viernes, 25 de octubre de 2013

Hasta el 40% usa su tarjeta de crédito para pagar alimentos y bebidas en los sectores C y D


Su gerente general de Kantar WorldPanel, Fidel La Riva, advirtió que el ‘boom’ de consumo en el Perú se ha dado -en buena parte- por endeudamiento de corto plazo de los hogares. El gran riesgo radica en que aparezcan problemas de deuda vencida.

El nivel de endeudamiento de los hogares peruanos es un tema a observar con cuidado. Según Fidel La Riva, gerente general de Kantar WorldPanel, una de las fuentes que propició el reciente ‘boom’ de consumo visto en el Perú es el dinero plástico.

Las tarjetas de crédito han sido importantes para los hogares, pero el problema es que se han utilizado para pagar por bienes de consumo masivo de muy corto plazo, como son los alimentos y bebidas. Ello es parte de la explicación de la reciente desaceleración en el consumo.

El experto anotó que, según un estudio realizado, el 50% de los hogares peruanos reconoció estar pagando una deuda. De ellos, el 13% admitió que tomaron deuda para pagar bebidas y alimentos. Por niveles socioeconómicos -agregó-, en los sectores C y D esta proporción crece hasta 30 o 40%.

“Si analizamos el consumo por niveles socioeconómicos, vemos que el C/D creció a doble dígito y mucho de eso vino precisamente por uso de tarjeta de crédito”, sostuvo. En estos dos niveles se concentra el 70% del consumo de los hogares, lo que refuerza su importancia para explicar la ralentización.

¿Hay demasiadas tarjetas?
El especialista descartó que haya un fenómeno de ‘sobretarjetización’ en el Perú. El peligro -consideró- es que quienes tienen tarjetas de crédito la han estado usando mal. La razón es que ha faltado educación financiera en los hogares, para alocar sus recursos de una mejor manera.

Una pseudo-ventaja en este punto es que el nivel de bancarización aún es bajo en el Perú (50% en Lima, 30% en todo el país). Por este motivo las personas con acceso a tarjetas de crédito -y a la deuda- ha sido acotado, impidiendo que el fenómeno mencionado líneas arriba involucre a más hogares.

El riesgo potencial
La Riva destacó que lo que detonaría un problema más serio es que aparezcan problemas de deuda vencida, es decir, que los hogares dejen de pagar sus obligaciones. “Esto no es un riesgo hoy por hoy”, resaltó.

“Nosotros consideramos que en el mediano plazo los hogares van a poder resolver esas deudas que tienen, pero eso está afectan al consumo en el corto plazo”, afirmó.

Finalmente, insistió con la necesidad de generar educación financiera. En su opinión, esto debe ser una responsabilidad compartida entre el Estado y las entidades financieras.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD