lunes, 11 de noviembre de 2013

Dan con palo a Ollanta Humala tras admitir cogobierno con Nadine Heredia

Le llueven críticas. Las palabras del presidente Ollanta Humala –quien reconoció un cogobierno con Nadine Heredia– no solo generaron el inmediato rechazo de la oposición, sino que expertos advirtieran que el mandatario no puede abdicar de sus funciones.
Pero, ¿qué dijo el jefe de Estado que motivó este revuelo? El sábado, en Cerro de Pasco, afirmó: “Así trabajamos nosotros, trabajamos de la mano con Nadine, como una familia con hijos, porque creemos que es mejor gobernar el país como familia que como una sola persona. Tenemos que trabajar juntos”.
Consultado por Perú21, el constitucionalista César Valega señaló que Heredia estaría cometiendo el delito de usurpación de funciones al desempeñar un cargo para el que no fue nombrada ni elegida.
“(Humala) estaría cediendo sus funciones, pero no puede ser responsabilizado de eso, ni constitucional ni penalmente, durante su mandato”, precisó el abogado, quien incluso manifestó que el fiscal de turno debería evaluar el caso.
Para el exministro de Justicia y extitular del Tribunal Constitucional (TC), Víctor García Toma, el presidente de la República se ha puesto en una situación bastante complicada porque debe cumplir el mandato constitucional y “no puede delegar ni transferir el poder que el pueblo le dio”.
Indicó a este diario que las frases de Humala podrían entenderse como “desafortunadas” o “coloquiales” porque, de lo contrario, “estaría abdicando de sus funciones previstas en la Constitución”.
“Habría que decir que estamos hablando de una autoridad de vitrina, que tiene el título de gobernante, pero reconoce que hay alguien que está a su costado ejerciendo el poder, y eso está reñido con la Constitución”, sentenció.
La lectura del constitucionalista Enrique Bernales es distinta. Sostuvo que no es inconstitucional ni, mucho menos, una usurpación de funciones. “Que me digan qué presidente varón, casado, no gobierna con la ayuda de su esposa. Así es en cualquier parte del mundo. La esposa no es un adorno, una muñeca”, dijo.
“DEBILITA LA DEMOCRACIA”
En el campo político, el congresista Javier Velásquez Quesquén (Apra) enfatizó que, con sus comentarios sobre el papel de Nadine, el propio Humala debilita la democracia y la institución presidencial y demuestra su falta de liderazgo.
Indicó que existe un vacío legal sobre la figura de la primera dama, y pidió al Ejecutivo que presente un proyecto para que la esposa del mandatario asuma formalmente sus funciones y, a la vez, las consecuencias de sus actos, para que no exista impunidad.
El secretario general del Apra, Jorge del Castillo, opinó que Humala “relanzó la reelección conyugal” para el 2016.
A su turno, el vocero de Fuerza Popular, Julio Gagó, subrayó que la posición asumida por Humala es una “inaceptable falta de respeto al pueblo”.
En diálogo con Perú21, remarcó que el cargo le quedó grande al presidente, y se preguntó a quién se dirigirán los oficios a partir de ahora: a Ollanta Humala o a su esposa.
“Nosotros siempre dijimos que la primera dama postulará en 2016 y, con esa frase, Humala está afirmando que la reelección va”, comentó.
Espera –dijo– que el equipo presidido por César Villanueva no se convierta en un “gabinete semáforo” esperando solo la luz verde de Nadine Heredia.
En esta nueva coyuntura, el congresista Daniel Abugattás reiteró que hay “un impedimento legal” para una candidatura de la primera dama en 2016. “Hay que tomar en cuenta que los valores de la familia no han estado presentes en los otros gobiernos”, sentenció.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD