jueves, 14 de noviembre de 2013

Invasores dañan líneas en complejo arqueológico nasca


JOSÉ ROSALES
Corresponsal en Ica
Las invasiones avanzan impunes en los complejos arqueológicos nascas deIca. Pese a las denuncias realizadas, incluso por El Comercio, desde el 2011, un grupo de invasores se posesionó de dos amplias zonas intangibles y han destruido de forma irreversible un conjunto de líneas y trapecios que se ubicaban en los sectores de Cerros Altos y Huaca La Calera II.
Estos invasores han llegado a colocar un cerco de piedras, removieron con maquinaria pesada gran parte de la zona intangible, lotizaron el terreno, abandonaron sobre este varias tolvas de camiones y trazaron figuras, grafitis y nombres.
“Nos sorprende la indiferencia que tienen los invasores de preservar este legado”, dijo el director del Centro de Estudios Arqueológicos Precolombinos y del Proyecto Nasca, el arqueólogo Giuseppe Orefici.
El investigador, con 34 años de estudio permanente de los nascas, señaló que las invasiones en complejos arqueológicos se han convertido en una constante en el lugar.
INDIFERENCIA DE LAS AUTORIDADES
“A este ilegal accionar se suma la indiferencia de las autoridades encargadas de proteger el patrimonio cultural y del municipio de Vista Alegre. Actúan generalmente mucho después de ocasionados los daños, que son irremediables”, refiere el investigador.
Orefici dice que ahora los invasores no solo se posesionan de estos sitios, los remueven, delimitan y lotizan, sino que “hasta se atreven a trazar burdas figuras” que terminan por perturbar y alterar gravemente la zona arqueológica.
Cerros Altos fue la última zona declarada como complejo arqueológico, hace tres años, mediante una resolución directoral nacional. Pese a esto, la maquinaria ha acabado con un trapecio nasca.
“Es necesario que la autoridad de Cultura asuma su responsabilidad, delimite y señalice las zonas arqueológicas, las inscriba en el margesí de bienes culturales y emprenda acciones severas de sanción contra estos invasores, que siguen destruyendo impunemente los sitios intangibles de Nasca”, exigió Orefici.
Ante esta nueva destrucción del patrimonio cultural, El Comercio insistió durante tres días en obtener una versión de la Dirección Regional de Cultura de Ica. El director de Patrimonio Cultural Rubén García Soto, a quien corresponde tratar este tema, optó por no recibirnos ni atender nuestras llamadas.
El Comercio también insistió con el alcalde del distrito de Vista Alegre, José Gutiérrez Cortez, pero tampoco respondió el pedido.
Una fuente del municipio, donde se ubican estos complejos arqueológicos, afirmó: “La labor de control y cuidado corresponde realizarlas a Cultura, el municipio no tiene ninguna injerencia en esta labor de protección”.
“Cultura no ha delimitado, señalizado ni colocado carteles que identifiquen la zona arqueológica, lo que es aprovechado por estas personas para ocupar estos terrenos”, dijo la fuente.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD