miércoles, 11 de diciembre de 2013

los aterradores efectos del Krokodil, la droga que se expande en EEUU ( ‘droga zombie’)

Actualmente, Krokodil es considerada como la droga más letal que un ser humano puede consumir. Es económicamente accesible, altamente adictiva y su uso puede producir la muerte de los tejidos cutáneos y musculares en las zonas en las que es inyectada. En los casos más extremos, la piel se pone gris y áspera, y posteriormente se desprende dejando los huesos al descubierto. En Rusia son varios los casos de adictos a los que les han tenido que amputar un miembro.
Krokodil (cocodrilo) toma su nombre justamente del efecto que tiene en la piel de las personas que la consumen, ya que esta toma la textura de la “piel de cocodrilo”. Otros sobrenombres que tiene la droga son “la droga de los muertos vivos” o “la caníbal”, ambos haciendo clara alusión a la pérdida de tejido y masa muscular que produce su uso.
Fue en 2005 cuando la droga comenzó a hacerse popular en Rusia debido a su bajísimo costo. Conocida también como desomorfina, es un opiáceo perteneciente a la familia de la codeína, heroína y oxicodona, y sus efectos son similares a los de la heroína. La gran diferencia está en el precio, siendo la primera hasta diez veces más barata.

Expansión a nivel mundial

Para 2011 la agencia anti narcóticos rusa había confiscado un total de 65 millones de dosis en el país, y estimaba que los adictos a la Krokodil superaban el millón de personas. Recientemente se han reportado casos en los Estados Unidos y en México, especialmente en las poblaciones de la frontera entre ambos países, donde la nueva droga comienza a hacerse un lugar en el mundo del narcotráfico.
La razón principal por la que la Krokodil es potencialmente expandible a nivel mundial, es su fácil elaboración a base de codeína y otros elementos de fácil acceso. La codeína es una sustancia accesible que puede conseguirse sin prescripción médica y que se encuentra presente en muchos remedios altamente comercializados como por ejemplo los jarabes para la tos.
El año pasado, las autoridades rusas han prohibido la libre comercialización de sustancias que contengan codeína.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD