viernes, 13 de diciembre de 2013

Máxima Acuña Chaupe necesita tu apoyo



Este Jueves 21 de Noviembre, a las 11.30 am, se llevara a cabo la ultima audiencia del caso legal en contra de Máxima Acuña Chaupe y su familia, lanzado por la empresa minera Yanacocha. Máxima y su familia corren el riesgo de perder su tierra y ser forzosamente desalojados.

Por favor tome un minuto para añadir su nombre a nuestra petición dirigida a las autoridades Peruanas solicitando que el proceso legal se lleve imparcialmente y acorde con la Justicia mediante el link arriba.
Información adicional

Maxima Acuña Chaupe vive Tragadero Grande, Distrito de Sorochuco, en la región de Cajamarca, norte de Perú. Desde el 2011 ella y su familia han sido víctimas de violentos intentos de expulsarla de su propiedad y continuas amenazas por parte de la División de Operaciones Especiales de la Policía Nacional Peruana (DINOES). En marzo del 2013, efectivos policiales de la DINOES estuvieron posicionados alrededor de su casa1 y ahora ellos monitorean sus actividades y graban a cualquier persona que visita su casa. La constante presencia policial en el área es un recordatorio continuo que su casa y futuro ya no es seguro y que su tierra es ansiada por el proyecto minero Conga.
En 1994 Máxima compró la tierra donde actualmente vive con su familia. En 2011 se negó a vender su tierra a Yanacocha para el proyecto Conga. Máxima alega que una campaña de intimidación y violencia siguió como consecuencia.

Uno de los incidentes ocurrió el 10 de agosto 2011, que dejó a Máxima y su hija inconscientes a manos de la DINOES2, sufriendo además la muerte de varios de sus animales. Aún así la familia ha resistido a los desalojos y Máxima Acuña de Chaupe cedió espacio para la instalación de ronderos3, llamados los guardianes de las lagunas, quienes acamparon en su tierra desde octubre 20124. Lamentablemente los ronderos no pueden ofrecerle protección a largo plazo.

Máxima declara que el 30 de enero 2013, la DINOES, aprovechando la ausencia de los ronderos que habían asistido a una asamblea en un pueblo cercano, entraron en su propiedad e intentaron desalojar nuevamente a su familia, sin ninguna orden de desalojo o mandato judicial5.

Máxima ha denunciado numerosos casos de violencia y asalto físico por parte del personal de Yanacocha y la DINOES ante la Policía y el fiscal local6. Ella se siente frustrada al ver que sus denuncias no son tomadas en cuenta. Sin embargo, Yanacocha ha sometido a Máxima y su familia a un juicio por USURPACIÓN.

El 29 de Octubre 2012 fue la sentencia del primer proceso legal en contra de la familia, en el cual la jueza de Celendin declaró que la familia era culpable de “ocupación ilegal o usurpación“, condenándolos a tres años de prisión suspendida y el pago de una indemnización a favor de la empresa minera Yanacocha. Esta sentencia fue apelada, y en julio de 2013 la Corte Superior de Justicia de Cajamarca anuló la sentencia por contener varias irregularidades de ley y hecho, entre ellas no haber considerado como prueba una pieza fundamental de evidencia – el documento de propiedad del terreno en nombre de la familia Chaupe.

Ahora la familia se encuentra en el segundo proceso judicial con la audiencia final llevándose a cabo este jueves 21 de noviembre en el Juzgado Penal Unipersonal Celendín, a las 11 y media en la mañana. La familia Chaupe teme que se resolverá nuevamente en favor de la empresa minera, y que ellos serán forzosamente desalojados de sus tierras. Máxima siente que el gobierno peruano y el sistema judicial están fallado en contra de sus propios ciudadanos y se han puesto del lado de la empresa minera.

Máxima vive en una zona rural, aislada y vulnerable. Desde que el conflicto con la empresa minera comenzó, ella no puede planificar su futuro ya que cada día es una incógnita. Máxima vive en permanente preocupación por la criminalización en que esta siendo sometida. Aun mas, ella tiene miedo de salir de su casa por si la policía vuelve una vez más a destruir su casa, lastimarla a ella y a su familia.

“Temo por mi vida, por la vida de mi esposo, por la vida de mis niños y por la vida de las personas en mi comunidad que defienden a nosotros y a nuestra agua” (Máxima Chaupe).

DIRECCIONES A DONDE SE ENVIARA LA CARTA:
Defensoría del Pueblo
Responsable:         Eduardo Vega Luna
Cargo:                      Defensor del Pueblo (e)
Correo Electrónico: defensor@defensoria.gob.pe
Defensoría del Pueblo – Sucursal Cajamarca
Responsable Defensoría: Agustín Moreno Díaz
Correo Electrónico: odcajamarca@defensoría.gob.pe
Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables
Ministro:     Ana Ethel Jara Velásquez
Correo Electrónico:                 ajara@mimdes.gob.pe
Ministro de Justicia y Derechos Humanos
Ministro de Justicia:     Dr. Daniel Augusto Figallo Rivadeneyra

Correo Electrónico:                          dfigallo@minjus.gob.pe

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD