domingo, 18 de enero de 2015

Revista SUR


Días atrás llegó a mis manos la revista SUR, publicación tacneña que inicia su andadura por los terrenos casi siempre espinosos de la cultura. La propuesta me parece arriesgada y por tanto merece toda mi admiración habida cuenta que nos hallamos en ciudad saturada de comercio y contrabando donde la cosa cultural es vista con alarmante indiferencia y hasta con desdén, a propósito vi languidecer publicaciones del mismo estilo, muchas veces tras el primer número; francamente espero que SUR tenga larga vida, por lo pronto ya han anunciado el lanzamiento del segundo número en los próximos días. El equipo responsable de esta revista está liderado por Javier Turpo, un tipo ya experimentado en estos menesteres, lo acompañan personas de quienes tengo el mejor de los conceptos, gente que suma juventud y talento, este primer número da cuenta de ello, es su mejor carta de presentación. La revista es, por lo demás, muy entretenida, tiene un formato atractivo, de lectura ágil, combina información de actualidad, artículos culturales, entrevistas y reportajes, algo de literatura y bastante imagen que permite el lucimiento del encargado de la fotografía. Resalta la labor de Andrés Cotrina, encargado del diseño artístico; además, la calidad del papel, el formato full color, el cuidado de la edición, son aspectos a destacar. En cuanto al contenido, han llamado mi atención el artículo de Enrique Azócar sobre la opresión del deseo sexual de la mujer, lo mismo el de Jorge Quenta, la entrevista al actor de la película “Gloria del Pacífico”, el gato Zapata, hecha por Sandy, también la crónica de Marianna Espezúa sobre el festival de arte Hatun Ñakaj, el informe sobre Pancho Lombardi, merecido premio nacional de cultura, y por supuesto el tremendo poema de Mario Carazas dedicado a Ratalán García. Ah por cierto, muy acertado que este primer número haya sido dedicado a la memoria del recordado Luis Chambilla. Y para que no se lea esto como un bombardeo de elogios, también debo decir algunas cosillas que considero puntos en rojo, por ejemplo: entiendo que una publicación se sostiene en la publicidad pero cuando ésta satura las páginas de una revista no hace sino trivializarla, afearla, habría que buscar el modo de distribuirla mejor y evitar que el contenido se vea mermado, otro detalle no menos llamativo es esa sección denominada “Rostros” que uno inevitablemente asocia con las páginas de sociales de revistas del tipo Somos de El Comercio, y ya sabemos de qué va eso, por un momento me dije: ah la gentita nice de Tacna, esa misma impresión me la imagino en el rostro de un ciudadano común y corriente al hojear las páginas de la revista; por cierto, ¿era necesario dedicarle dos páginas a un modelo medio rasta al que llaman “chico sur”?, en fin, pienso que esos detalles banalizan una propuesta que entiendo quiere priorizar la cultura por encima del mero entretenimiento. Dicho esto, saludo la aparición del primer número de la revista SUR. Pueden adquirirla en cualquier kiosko del centro de la ciudad a sólo 5 soles, lo que vale una chela. Cómprenla!


Wilmer C

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD