jueves, 15 de enero de 2015

¿QUÉ FUE DE LAS SALAS DE CINE DE ANTAÑO?


Por:Wilmer C.
Poco queda de las antiguas salas de cine que alguna vez constituyeron puntos ineludibles de sano entretenimiento en nuestra ciudad, digo nuestra porque siendo migrante de reciente data me une a ella un hilo afectivo que considero ya indesligable; hace poco hice un recorrido a modo de visita por tres de estas, las que se ubican fuera del centro histórico, y no pude evitar ese temblor que produce la nostalgia sobre todo en tipos con espíritu añejo o de fin de siglo como es mi caso, sobreviviente de los 90, la década gris. Llegué a Tacna a mediados de los 90 para iniciar mis estudios secundarios, mi viejo plantó sus esteras en ese arenal que hoy se llama Ciudad Nueva, casi a las faldas del Intiorko, atrás quedaban Arequipa y Lima que nos habían acogido de buena gana desde que iniciáramos el obligado éxodo (del campo a la ciudad) en busca de pan a fines de los 80 en pleno apogeo del terrorismo, la crisis económica, corrupción aprista, en fin, la decadencia total, el non plus ultra de esta caricatura de república que marcha a tientas y a la que nos empeñamos en llamarla nación; en Arequipa viví los mejores años de mi niñez, tengo marcado a fuego escenas inolvidables como la primera vez que asistí a una sala de cine para ver “Los intocables”, no recuerdo el nombre pero estoy seguro que esa sala quedaba a un costado de la plaza de armas, por cierto fue mi única vez en Arequipa y ocurrió casi por accidente, debía esperar a mamá que vendía sus limones junto al mercado San Camilo, cuando una joven pareja viéndome inquieto, y seguramente curioso como pocos, decidió hacerme ingresar con ellos. Fue mi primer contacto con el cine. Explicar esa emoción es difícil, quizás sea oportuno citar aquí el filme de Tornatore, “Cinema Paradiso”, para tener una idea más cabal de esto que intento expresar, no me refiero a la enfebrecida pasión por el cine que absorbe al protagonista de esa película, sino al deslumbramiento de la primera vez en una sala de cine en un niño de 10 años.
Tacna tuvo en su mejor época hasta seis salas de cine:
1.- Cine Colón (la sala más antigua) ubicado en el sótano de lo que ahora es Essalud, en pleno paseo cívico; 2.- Cine San Martín, también ubicado en el paseo cívico, ahora convertido en un centro comercial; 3.- el Teatro Municipal que funcionaba como sala de cine; 4.- Cine Tacna, en la calle Alto de Lima frente a la gran unidad FAZ; 5.- Cine Pacífico, en la Av. Varela; y 6.- Cine Perú, en la calle Pérez Gamboa del pueblo joven Leoncio Prado. Seis salas de cine para una ciudad pequeña indudablemente es muestra de inusitado interés por el séptimo arte y revela a un pueblo nutrido de cultura. Como es sabido, en la década del 80 se inicia el ocaso de las salas de cine. Yo alcancé a ver el Cine Pacífico en sus últimos años, allí vi con mis compañeros del colegio la ultrataquillera “Titanic”, luego me enteré que pasaban hasta cine porno antes de su cierre final, en el Cine Tacna logré colarme para ver las maratones de cine animado que proyectaban un grupo de otakus, quizás los primeros de Tacna, hablo de inicios de la década del 2000. Las demás salas de cine ya eran parte del recuerdo. El Cine Perú merece un comentario aparte, fue la sala de cine más popular, digamos la más concurrida por los “recién llegados” que empezaron a poblar la parte norte de la ciudad, he conversado con muchos que afirman haberse gastado tardes y noches enteras viendo películas de Bruce Lee, Rocky, Rambo, y, cómo no, las de kung fu. Mi experiencia con el Cine Perú no tuvo que ver precisamente con películas sino con la pachanga porque esa sala se convirtió en discoteca, los de mi generación deben recordar esos tonazos al son del chombo y los cuentos de la cripta en el Salón de la Juventud o ex-Cine Perú a fines de los 90, yo fui un par de veces, más por curiosidad que por juerga. Actualmente lo que fue el Cine Perú es un centro de culto religioso al igual que el Cine Tacna; el Cine Pacífico tristemente se ha convertido en urinario público para los ebrios que pululan por la Av. Varela. Hace falta escribir la historia de estos emblemáticos lugares, ahí dejo suelta la idea… y pongo punto final a esto antes que la nostalgia termine por desbordarme.

                                

                                

1 comentarios:

xixo dijo...

..."en el Cine Tacna logré colarme para ver las maratones de cine animado que proyectaban un grupo de otakus, quizás los primeros de Tacna, hablo de inicios de la década del 2000".

Estimado, que yo recuerde el cine Tacna cerró poco antes de iniciar los 90' para luego transformarse en una discoteca en la parte delantera y sala de patinaje por el lado de la avenida Leguía, fue también si no me equivoco local de Samstronics (representante de Samsung), también habilitaron una parte de ella Cine Paraíso o Paradiso (no sé exactamente) que era un local pequeño en donde proyectaban películas más que un cine. Actualmente es lo que se ve en la foto, bueno hace tiempo que no paso por allí. Hago este comentario porque me pareció extraño leer que a inicios del 2000 estuviese activo este cine, al cual iba casi todos los fines de semana a inicios y mediados de los 80', puesto que vivía cerca, en la calle Alto Lima.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD