jueves, 23 de julio de 2015

Suben Core i7-6700K a 6,5 GHz gracias al nitrógeno líquido


Ayer os contamos que fue posible llevar un procesador Core i7-6700K a los 5,2 GHz manteniendo todos los núcleos activos y recurriendo únicamente a la refrigeración por aire, y también dijimos que en caso de optar por el nitrógeno líquido las posibilidades de overclock del procesador serían mucho mayores.

Hoy hemos podido comprobar que estábamos en lo cierto, ya que un overclocker ha conseguido subir un Core i7-6700K hasta unos impresionantes 6,5 GHz gracias al nitrógeno líquido como elemento de disipación, utilizando una muestra de ingeniería de dicho chip y manteniendo también activos los cuatro núcleos y la tecnología HyperThreading.

Si tenemos en cuenta que la frecuencia de trabajo por defecto de este procesador es de 4 GHz nos daremos cuenta de que estamos ante algo grande, un aumento de nada más y nada menos que 2,5 GHz por núcleo.

Entre los componentes utilizados emplearon una placa base MSI Gaming Z170 y memoria DDR4 a una frecuencia de 4.287 MHz, mientras que el voltaje de la CPU fue subido hasta los 2,032V.

Como hemos dicho en otras ocasiones estas cosas no tienen una utilidad real para los usuarios de a pie, pero nos permiten ver el potencial para el overclock que presentan los nuevos chips de Intel.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD