viernes, 24 de julio de 2015

Conozca cuáles son los países de América Latina que más consumen alcohol


Según el estudio realizado por la OMS, el desarrollo económico de la región está haciendo que aumente el consumo de alcohol; los países que más beben son Chile, Argentina y Venezuela. Cuba se encuentra en lugar 15 con 5,2 litros anualmente per cápita

Un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que los ciudadanos de América Latina y el Caribe consumen una media de 8,4 litros de alcohol puro por año, cifra que supone 2,2 litros más que el promedio mundial, precisa la cadena de noticias BBC-Mundo.

"Algo está cambiando en Latinoamérica. Nunca hubo una fuerte cultura de consumo en la región, pero el desarrollo económico y nuevos valores importados de la globalización está haciendo que el consumo excesivo y abrupto sea una tendencia", afirma a la BBC Maristela Monteiro, asesora principal en abuso de sustancias y alcohol de la OMS.

Según el estudio, el país de la región que más alcohol consume anualmente per cápita es Chile (9,6 litros), seguido de Argentina (9,3 litros) y Venezuela (8,9 litros). A continuación se encuentran Paraguay (8,8 litros), Brasil (8,7), Perú (8,1 litros) y Panamá (8 litros).

El octavo lugar lo ocupa Uruguay (7,6 litros), seguido de Ecuador (7,2 litros), México (7,2 litros), República Dominicana (6,9 litros), Colombia (6,2 litros), Bolivia (5,9 litros), Costa Rica (5,4 litros), Cuba (5,2 litros), Nicaragua (5 litros), Honduras (4 litros), Guatemala (3,8 litros) y El Salvador (3,2 litros).

¿A qué se debe este cambio de tendencia en el consumo de alcohol en la región? La especialista Monteiro, asegura que ahora el alcohol llega a todas partes debido a que "se han mejorado las cadenas de distribución, hay más establecimientos y oferta y tampoco es desdeñable la presión que la industria sabe ejercer sobre los gobiernos para que los precios del alcohol estén bajos y no haya regulaciones".

Dentro de la industria, la cerveza es la bebida alcohólica más popular, al representar el 55% del total del alcohol consumido. Después licores (como vodka o whisky) con más de un 30% y casi un 12% el vino.

El estudio muestra también que los bebedores masculinos que realizan consumos episódicos fuertes (cuatro o cinco bebidas en al menos una ocasión en 30 días) pasaron de ser un 18% a casi el 30% entre 2005 y 2010. En el caso de las mujeres, el porcentaje pasó de un 4,6% al 13%, destaca BBC-Mundo.


El alcohol no afecta sólo a quien bebe; aumentan los episodios de violencia y también los accidentes de tráfico. Foto: BBC Mundo
Un último dato ofrece también una pista sobre un problema de alcoholismo agudo en las América Latina y el Caribe: sólo un 10% de los bebedores ingiere, en promedio, más del 40% del total de alcohol consumido en la región.


En este sentido, "no hay hábito de tomar una cantidad moderada por gusto o por salud, como por ejemplo en el vino: el consumo se concentra en grandes dosis. Especialmente en los jóvenes, que lo ven como una especie de rito con prestigio social", afirma la asesora principal en abuso de sustancias y alcohol de la OMS, añadiendo que, según las cifras del informe, el consumo de alcohol contribuyó a la muerte de alrededor de 300.000 personas en el año 2012.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD