miércoles, 8 de julio de 2015

Este 9 de Julio hay Paro Nacional

Este 9 de Julio hay Paro Nacional, convocado por la CGTP con apoyo de centrales sindicales nacionales como la CUT. En su plataforma tienen presencia destacada demandas laborales como el incremento de la remuneración mínima vital (RMV), la dación de la nueva Ley General del Trabajo, y la derogatoria del DS 013-2014-MINTRA y el Proyecto de Ley 4008 que se debate en el Congreso Nacional, que apuntan a facilitar el despido de trabajadores como manera de ayudar a los empresarios a capear la crisis.
A estos componentes clásicos, se añaden otros que le dan carácter más popular y más ciudadano a la medida de lucha.
El Paro expresa un rechazo popular amplio al Proyecto Minero Tía María, que el Gobierno del Presidente Humala y la Empresa Southern promocionan. Y no solamente al proyecto como tal, sino también al el uso desmedido de la fuerza para enfrentar a la población, el Estado de Emergencia y la intervención de las Fuerzas Armadas en un conflicto social, y las presiones del Gobierno sobre la Fiscalía y al Poder Judicial para detener dirigentes y vacar alcaldes opuestos a Tía María.
Así, a la agenda laboral se suma la defensa del derecho de las poblaciones locales a decidir sobre el destino de sus territorios rechazando la imposición de mega proyectos que está en el centro de la apuesta extractivista primario exportadora. No por gusto las rondas cajamarquinas enfrentadas a Conga anuncian que participaran activamente.
El Paro también coloca como como temas centrales los de la inseguridad y la corrupción. Son temas propiamente ciudadanos, no frecuentes en plataformas laborales. Ciertamente los más pobres tienen menos recursos para protegerse de extorsionadores y secuestradores. Ciertamente, los más pobres tienen menos recursos para sacar sus asuntos adelante en un Poder Judicial donde todo cuesta plata. Pero no es menos cierto que la violencia y la corrupción afectan y preocupan a todos los sectores de la sociedad.
En perspectiva, afirmación del derecho a decidir sobre los recursos en el territorio, mejores remuneraciones y vigencia de derechos laborales en una economía más diversificada y más inclusiva, y enfrentamiento serio la delincuencia y la corrupción exigen un cambio radical en la gestión de la economía y del estado. Son parte de una agenda de cambio frente al que no hay respuesta posible desde una derecha responsable de esta situación. Son retos que solo se resuelven desde la izquierda. El Congreso del Frente Amplio de fines de Julio dará respuesta a este reto al discutir y aprobar su Plataforma Programática para el 2016, que apunta a romper con la herencia neoliberal y el poder de los de siempre. Como en Grecia.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD