martes, 14 de julio de 2015

La televisión nuestra de cada día

La televisión no es sólo instrumento de comunicación; es también, a la vez, paideia”, algo que influye en la formación del adolescente, y a la vez un medio que genera “un nuevo tipo de ser humano”, afirma Giovanni Sartori en su libro “El Homo Videns, la sociedad teledirigida”. 
¿Qué tan importante es la televisión para nuestros niños, niñas y adolescentes (NNA)? De acuerdo a los resultados del “Estudio Cuantitativo sobre Consumo Televisibo y Radial en Niños, Niñas y Adolescentes”, presentado por el Consejo Consultivo de Radio y Televisión (ConcorTV), la televisión es muy importante.
El estudio revela que el 99.9% de los encuestados tiene por lo menos un televisor; el 84% decide por sí mismo qué es lo que ve, siendo los programas más vistos “Esto Es Guerra” (50%), “Al Fondo Hay Sitio” (36%), “Combate” (29%) y “La Paisana Jacinta” (7%).
La muestra consideró a casi medio millar de NNA tumbesinos. El 100% tenía televisión (la mitad, cable); asimismo, el 76% manifestó decidir por ellos mismos lo que ven [bit.ly/TUMBESInfografiaRadioTV].
Lo preocupante viene a continuación: el 75% dijo que ve televisión porque lo relaja, mientras que un 25%, porque no tenía nada que hacer. El estudio revela que, de lunes a viernes, un 74% de tumbesinos dedica de 1 a 3 horas a ver televisión; mientras que los sábados casi un 90% lo hace de 1 a 5 horas.
Para el televidente, decía Sartori, “las cosas representadas en imágenes cuentan y pesan más que las cosas dichas con palabras”. Por eso resulta trágico que la figura favorita de los NNA sea Nicola Porcella, el joven “guerrero” que acaba de ser separado del reallity “Esto Es Guerra”, luego de haber sido denunciado por maltrato físico y psicológico a su pareja, la también participante Angie Arizaga.
Para los tumbesinos, “Combate” (52%), “Esto Es Guerra” (50%), “Al Fondo Hay Sitio” (22%) y “La Paisana Jacinta” (20%) son los favoritos; y entre los personajes se encuentran la paisana, Mario Irribarren, Paloma Fiuza, Mario Hart, Nicola Porcella, Michel Soifer, entre otros, la mayoría vinculados a algún escándalo ¿Es que acaso el escándalo es la única fórmula?
Por estos días un presentador de televisión, acostumbrado a dirigir programas de corte “institucional”, con estilo procaz y agresivo, ha estado en el ojo público al ser criticado por la propia vicegobernadora regional ¿Qué hace el conductor? Machete y ‘chaira’ en mano, dedica parte de su programa a atacar a un colega de otra televisora (crítico del GOBERNADOR), con una serie de expresiones violentas que no vale la pena reproducir.
Más allá de si televisión y televidente merecen esto, preocupa advertir la incapacidad de la mayoría de medios de autorregularse (Código de Ética).
Un reciente informe de ConcorTV (Marzo, 2015) señala que existen 5,325 estaciones de radio y televisión. Sólo el 18% presentó un Código de Ética; 53% no (y el resto se acogió al Cóigo del MTC). Tumbes tiene 14 canales de televisión y 53 estaciones de radio (46FM y 7AM), distribuidas entre 16 titulares. Sólo 2 presentarón un Código de Ética; 4 se acogieron al del MTC; del resto no se sabe nada.
Más allá de si el medio cumple con su Código de Etica (aunque no tenga valor por presentarlo extemporáneamente) se debe respetar el honor, la buena reputación y la intimidad personal y familiar. A la mayoría preocupa ¿cómo y quiénes financian este tipo de programas? ¿Acaso “facturar” es más importante que “autorregular” y proteger a nuestros NNA? ¿Es “ético” que el Estado “financie” este tipo de programas contratando publicidad en sus horarios?
La Ley 28874, que regula la publicidad estatal, dispone que las instituciones deben publicar, por transparencia, los contratos de publicidad en su portal y presenar trimestralmente el detalle de la publicidad que han llevado a cabo señalando los medios donde se difundió ¿Lo está haciendo el #GRTumbes?
MARTIN CABRERA

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD