martes, 7 de julio de 2015

TREMENDO ROBO EN SUNAT LA ENTIDAD MÁS PODEROSO DEL PERÚ SE PUDRE POR DENTRO


La SUNAT provee de capacitación, formación y especialización permanente a su personal, tanto a los que ingresan como a aquellos que llevan tiempo laborando. Para ello se creó el INDESTA- Instituto Desarrollo Tributario Y Aduanero – desde donde se canaliza toda la preparación en los múltiples temas que conciernen a los objetivos institucionales.
PORTADA DE DIARIO EXITOSA CON NUESTRA COLABORACIÓN
Es así que, a fines del 2013, el INDESTA contrata los servicios de la Universidad César Vallejo para el dictado de los cursos de capacitación denominados “Sistema de Gestión y Salud en el Trabajo” e “Identificación de Peligros y Evaluación de Riesgos y Controles – IPERC”, que debían dictarse a 477 trabajadores de la SUNAT del interior del país. Los costos de cada curso fueron de S/. 43,290.00 y S/. 44,955.00, respectivamente.
La Universidad César Vallejo emitió sus dos facturas el 3 de enero del 2014 por un total de S/. 88,245.00, las mismas que fueron canceladas por la SUNAT un mes después. Este procedimiento no tendría nada de extraño si no fuera por un pequeño detalle: Ambos cursos nunca fueron dictados. Los trabajadores de la SUNAT nunca recibieron tal capacitación. Es decir, se trataba de “cursos fantasmas” pero que increíblemente superaron los controles y contaron con las conformidades necesarias para su pago diligente.

CESAR ACUÑA Y SUS EXTRAÑOS VÍNCULOS CON LA SUNAT
No es un caso aislado. Los mismos funcionarios del INDESTA autorizaron y dieron conformidad de pago para dos módulos del curso “Auditoría II”, que debía ser dictado por la misma Universidad César Vallejo a un costo de S/. 314,637.30. Un cruce de correos entre los coordinadores de INDESTA y la UCV evidencia que la casa de estudios plantea una reducción en el número de participantes de 120 a 42, para luego suspenderlo indefinidamente.
Estos dos módulos estaban programados para ser dictados durante el mes de marzo del 2014, y a mediados del mismo mes fueron pagados íntegramente a pesar de que no se estaban llevando a cabo. Ya la reducción unilateral de participantes era motivo suficiente para imponer una penalidad, pero al ser suspendido sencillamente no se debió dar conformidad ni trámite de pago. Eran también “cursos fantasmas” y la beneficiada siempre tenía la insignia de la Universidad César Vallejo, de propiedad del hombre de raza distinta, César Acuña.
DIRECCIONADOS, SOBREVALUADOS Y AL MARGEN DE LA LEY
En total son 17 cursos que el contundente informe Especial Nº 3-2014-SUNAT/1C0000 emitido por el órgano de Control Institucional de la SUNAT señala que, aunque no todos fueron “fantasmas”, se contrataron de manera irregular y pasando por encima de las normas existentes. Las empresas beneficiadas son 5 y el monto del perjuicio económico, según el informe, asciende a S/. 5’788,802.64.

UCV ES LA PRINCIPAL BENEFICIADA CON LOS CURSOS “FANTASMA”
Para sacarle le vuelta a la Ley de Contrataciones, evitando que el procedimiento sea regulado por el organismo competente (OSCE), los funcionarios obligaron a trabajadores a firmar una “solicitud de capacitación” y de esta manera hacían pasar el curso bajo la modalidad de “Subvención Económica”, mediante la cual un trabajador tiene derecho a coordinar directamente con un centro educativo y pedir a la SUNAT el pago de dicha capacitación. Luego de una evaluación, la SUNAT puede subvencionarla dándole el dinero al trabajador para que cancele al centro educativo. Es una modalidad en la que SUNAT no contrata ni negocia, simplemente subvenciona luego de evaluar la necesidad del empleado para seguir el curso en relación a sus funciones.

TANIA QUISPE, PRIMA DE LA PRIMERA DAMA, A LA CABEZA DE LA SUNAT TIENE MUCHO QUE EXPLICAR
Es ahí donde los encargados de INDESTA encontraron la ventana para escapar de los controles de la ley de contrataciones, evitar la competencia y seleccionar a dedo los cursos que ellos negociaban previamente a precios completamente sobrevaluados. Por ejemplo, para el curso “Cómo trabajar en equipo”, llegaron cotizaciones de la Pontificia Universidad Católica por S/. 4,797.00; Nueva Acrópolis por S/. 5,850.00 y Pirámide Consultores por S/. 3,700.00. Sin embargo, INDESTA eligió a Lego Educación a Distancia (LEGO ED SA), pagando la suma de S/. 35,408.65, muy por encima de los montos propuestos por las otras instituciones.
Esta empresa LEGO ED SA, además de la Universidad César Vallejo, es otra de las grandes beneficiadas por INDESTA cobrando un total de S/. 2’170,007.16 de los más de 5 millones y medio que se pagaron en total. El informe de OCI encuentra responsabilidad penal en los funcionarios y ha dado inicio a un expediente en la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Callao. Y es que la Intendencia Nacional de Asesoría Legal Interna (INALI) advirtió oportunamente que “la capacitación a todos los trabajadores de la Entidad debe ser gestionada en el marco de la LCE por ser la SUNAT la obligada a realizarla en su condición de empleadora”. Los funcionarios de INDESTA hicieron caso omiso a estas observaciones y decidieron llevar a cabo las contrataciones a su manera.

LUIS POLO GÁLVEZ, JEFE DE INDESTA, PRINCIPAL INVOLUCRADO EN TODOS LOS HECHOS
Estos funcionarios involucrados son: Luis Polo Gálvez, Jefe del INDESTA; Álvaro Flores Llamas, Jefe de INDESTA (E); David Aliaga Correa, Jefe de la Sub Dirección Académica; Pedro Colán Pachas, Jefe de la División Académica; Ana Chocos Humero, Jefe de Contabilidad Presupuestal. Todos ellos ingresaron a la SUNAT entre el 2012 y 2014, y los delitos que se les atribuyen son Colusión, Malversación y Negociación Incompatible; que podrían llevarlos a la cárcel al final del proceso. Todos ellos ingresaron a trabajar durante el régimen actual de Tania Quispe Mansilla, prima de nuestra primera dama Nadine Heredia. Continuará…

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD