miércoles, 19 de agosto de 2015

¿Qué es una supercomputadora y para qué sirve?


La supercomputación es un nuevo campo de batalla entre países. China y Estados Unidos se baten en duelo por llevarse la primera posición en la clasificación de las mejores máquinas de este tipo en el mundo. Desde hace dos años y medio, el primer lugar ha sido ocupado por el sistema Tianhe-2, implementado por la Universidad Nacional de Defensa Tecnológica del gigante asiático.
El listado fue creado por Top500.org. Esta organización publica la clasificación desde 1993. Tianhe-2, o Milky Way-2, como se traduce en inglés, duplica en rendimiento a su inmediato perseguidor, la supermáquina Titán, creada por el Laboratorio Oak Ridge National de Estados Unidos.
En respuesta, a finales de julio, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó una orden ejecutiva que autoriza la construcción de una computadora capaz de ejecutar un trillón de cálculos por segundo. Sería 20 veces más rápido que el sistema Milky Way 2 y entraría en operación en 2025.
¿Qué son?
“Una supercomputadora es la unión de muchos computadores para formar una gran máquina. Tiene como objetivo la resolución de problemas de gran escala”, afirmó Juan Fernando Martínez, gerente de Tecnología Empresarial de Intel. También se los llama ‘High-Performance Computer’ o HPC.
Por ejemplo, sirven para predecir el clima, para simular temblores, para estudiar cuerpos celestes o, incluso, para determinar si un lugar del terreno sería adecuado para encontrar petróleo. También se utilizan para simular patologías y emular el funcionamiento del cerebro humano y el impacto de las armas nucleares.
El sistema más poderoso en la actualidad se compone de 16.000 nodos de computación y ocupa 720 metros cuadrados. Se estima que costó 300 millones de dólares.
Los diez supercomputadores más potentes del mundo son, en ese orden: MilkyWay-2 (China), Titan (EE. UU.), Sequoia, (EE. UU.), K Computer (Japón), Mira (EE. UU.), Piz Daint (Suiza), Shaheen II (Arabia Saudita), Stampede (EE. UU.), Juqueen (Alemania) y Vulcan (EE. UU.).

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD