lunes, 30 de mayo de 2016

Cómo “liberarte” de la actualización a Windows 10 con Never10



La actualización a Windows 10 o más bien los métodos de Microsoft para forzarla, ha vuelto al primer plano de la actualidad con la noticia que te ofrecimos ayer, donde la “X” en una ventana para Microsoft, ya no significa “cerrar” como toda la vida. Ya lo advertíamos y es una consecuencia esperable de la colocación de la actualización a Windows 10 como “recomendada” en Windows Update y de una estrategia implantada desde que se publicó el sistema operativo y que ha ido creciendo en agresividad.
A Microsoft le están lloviendo las críticas desde todas partes, incluyendo algunos medios tan poco sospechosos como Paul Thurrot. El gurú de Microsoft lo califica de Upgradegate y asegura que “los engaños en la actualización están socavando a Windows 10”.  Thurrott habla de “situación insostenible”, de “engaño al usuario”, cerrando su artículo con un “Mi Dios, Microsoft. Simplemente para”. 
Medios internacionales como PC World hablan de “truco sucio”; The Inquirer de “chanchullos”; The Guardian se pregunta “porqué Microsoft se entromete en su vida” y Betanews habla de “comportamiento impropio de una empresa del tamaño y la reputación de Microsoft”. No seguimos porque es la tónica general.
Mi opinión ya la conoces. Hay razones sobradas para actualizar a Windows 10 sin que Microsoft tenga que recurrir a estos métodos. He venido probando Windows 10 desde la primera versión beta, reviso puntualmente los cambios en Insider y no hay mes que no actualice unos cuantos equipos de familiares y colegas. En general la experiencia es positiva (con equipos nuevos y más antiguos) y los cambios que se avanzan para la versión Anniversary suenan bien. El sistema es seguro, estable, cada vez más pulido y con más y mejor soporte.
Teniendo en cuenta su gratuidad y que es la única versión en desarrollo recomiendo la actualización a Windows 10 o al menos una prueba del mismo porque es posible fácilmente dar marcha atrás si no te convence. Ello no es óbice para entender las críticas por la “agresividad” de Microsoft a la hora de plantear la actualización, con una herramienta intrusiva que va más allá de informar, recomendar y facilitar la transición.

Cómo cancelar la actualización a Windows 10 con Never10

Así las cosas, el usuario de Windows 7 o Windows 8.1 que no quiera actualizar está en su derecho aunque Microsoft no facilite precisamente la tarea. Desde hace meses te hemos venido ofreciendo guías para bloquear la actualización a Windows 10 y hoy revisamos una herramienta que realiza los pasos descritos de forma automática.
Nos referimos a Never10, una pequeña aplicación gratuita de 83 KB creada por el conocido ingeniero de software e investigador de seguridad, Steve Gibson, que tiene el objetivo declarado de “brindar a los usuarios el control sobre la actualización a Windows 10”. 
La herramienta trabaja con Windows 7 y Windows 8.1 y no instala nada a tu equipo. Su uso es tan sencillo como descargar, ejecutar, pulsar un botón y reiniciar. Deshabilita la actualización automática a Windows 10 pero también permite habilitarla si posteriormente deseas hacerlo.
Never10
Never10_2
La última versión de Never10 (1.3) también añade opciones de línea de comandos adicionales para usuarios avanzados o profesionales, incluyendo las funciones de desactivación de GWX, la eliminación del icono en la barra y otras como la comprobación y eliminación de los ficheros descargados (hasta 6,3 GB) para la actualización.
Puedes utilizar otras herramientas como GWX Control Panel que hace básicamente lo mismo pero con Never10 te va a sobrar y la reputación de quien está detrás es de sobra conocida. Never10 lleva más de medio millón de descargas. Lo dicho, actualiza a Windows 10 si quieres y si no te da la gana, libérate con este tipo de herramientas.
Sí conviene recordar que también puedes probar el sistema porque Microsoft permite “una vuelta atrás”. Si una vez actualizado Windows 10 no es de tu agrado o no funciona bien en tu equipo, podrás retroceder a la versión anterior que tuvieras instalada durante los siguientes 30 días desde la actualización. Yo le daría una oportunidad pero tú decides. El programa de actualización gratuita finaliza el 29 de julio.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD