miércoles, 28 de junio de 2017

Cómo afectará a Google (y a ti) la multa millonaria que le ha puesto Europa


Si hace tan solo unas semanas la Comisión Europea impuso una multa de 110 millones de euros a Facebook por mentir en la compra de WhatsApp, ahora le ha llegado el turno a otro gigante tecnológico. La nueva sanción, no obstante, supera con creces la que deberán pagar los de Zuckerberg: Google tendrá que hacer frente a una multa récord de 2.420 millones de euros por abusar de su posición dominante como buscador más utilizado de internet.

Tras esta sanción histórica hay mucho más que una alta suma de dinero. De hecho, no es el único expediente que los de Mountain View tienen abierto en Bruselas. Tras más de un lustro de negociaciones e investigaciones, la Comisión Europea ha decidido ir un paso más allá y multar a la compañía por uno de esos casos. Repasamos las principales claves de esta multa histórica que perjudica a Alphabet y podría afectar al usuario.

¿Por qué han multado al gigante de internet?

“Por un abuso de posición dominante”, resume el abogado experto en tecnología Sergio Carrasco. En el centro del huracán originado en la Comisión Europea se encuentra Google Shopping, el comparador de precios de Alphabet. Según la acusación del organismo comunitario, la compañía se habría servido de la popularidad de su propio buscador no solo para promocionar este servicio, sino para enterrar los de la competencia en las páginas de resultados más remotas.
“Han recurrido a un algoritmo que movía al primero de los competidores hasta la página 4 de resultados, mientras que el propio servicio de Google aparecía en la parte superior de las búsquedas”, expone Carrasco. Teniendo en cuenta que la primera página de resultados propuestos por Google se queda con más del 90 % de los clics de una búsqueda, parece lógico pensar que un exilio a un lugar más allá de la segunda página es casi una condena a muerte.
“Es algo en lo que la Comisión Europea ha incidido bastante en los últimos tiempos con distintas empresas del sector tecnológico”, explica Rubén Sánchez, portavoz de Facua. “Ojalá se luchara contra otro tipo de fraudes a los consumidores tanto o muchísimo más desde los estados miembros”, comenta el representante de la asociación de consumidores.

¿Cómo afectaba la infracción a los ciudadanos europeos?

“Como todos utilizamos el mismo buscador, íbamos allí y pensábamos que al final nos daba la mejor búsqueda”, comenta el también abogado Jorge Campanillas a la hora de explicar las consecuencias del abuso de posición dominante cometido por Alphabet. No en vano, desde hace una década, Google cuenta con más de un 90% de la cuota de mercado del sector de los buscadores.
“Por eso existe el derecho de competencia, el derecho a que no haya un abuso de un monopolio establecido”, comenta Carrasco. Sin embargo, la práctica llevada a cabo por Google habría provocado que muchos usuarios del buscador no hubieran llegado siquiera a contemplar la posibilidad de utilizar servicios de la competencia: al no aparecer como resultados a simple vista, simplemente no existían para ellos.

¿Qué consecuencias tiene la sanción?

La sanción tiene una doble vertiente. Por una parte, la que ha acaparado titulares: Alphabet deberá pagar más de 2.000 millones de euros. Pero hay más: en un plazo de 90 días, la compañía deberá cesar en este abuso. De hecho, si pasado ese plazo el gigante de internet sigue favoreciendo Google Shopping frente a otros servicios de la competencia, la multa económica pasará a ser del 5% de los ingresos mundiales de la matriz, Alphabet.
Eso, en cuanto a las consecuencias directas. Pero también hay una consecuencia indirecta de esta multa histórica. “Lo más importante para nosotros es cómo se traslada que a una multinacional se le puedan imponer multas de miles de millones de euros porque así lo permite el marco legislativo comunitario”, explica el portavoz de Facua. En definitiva, el mensaje para los ciudadanos es que poco importan los millones que ingrese una compañía o el peso de su ‘lobby’ en Bruselas: también debe atenerse a la normativa de la Unión Europea.

¿Es definitivo?

Más allá de titulares grandilocuentes sobre la sanción histórica que la Comisión Europea ha impuesto a Google (que lo es), no hay nada definitivo por ahora. “Al final, todas las decisiones siempre se pueden recurrir en los tribunales”, explica Campanillas. No obstante, y aunque la cifra final de la multa puede variar ligeramente, lo cierto es que la compañía tiene 90 días para cesar en la práctica que ha generado esta situación. “La Comisión ejecuta y ya en los tribunales se planteará si puede haber cambios”, comenta el abogado.

¿Le hará un agujero en el bolsillo a Google?

No. “Generalmente, es raro que una multa sea superior a los beneficios que tiene Google”, comenta Rubén Sánchez. Y esta vez no iba a ser menos: durante 2016, la compañía obtuvo un beneficio neto en todo el mundo de 17.500 millones de euros, siete veces más que la cantidad que deberá abonar el gigante tecnológico a las arcas europeas.
No obstante, el anuncio de la sanción sí le ha costado a la compañía matriz un pequeño susto en lo económico: desde que se conociera la decisión europea, la cotización bursátil de Alphabet ha caído la nada desdeñable cifra de 15 dólares por acción en el momento de escribir estas líneas.

“Posiblemente es más grave el hecho de tener que dejar las practicas que llevaba a cabo hasta ahora”, plantea Sánchez. De hecho, Carrasco recuerda que Google deberá rascarse el bolsillo en dos sentidos: por una parte debe pagar la sanción y, por otro lado, “tendrá que destinar recursos internos para realizar estos cambios”.
Sin embargo, el mayor perjuicio para la compañía es precisamente ese tirón de orejas con el que el organismo comunitario le recuerda “que no se puede saltar a la torera las normas comunitarias”, recuerda Campanillas. “Cuando tienes una posición tan dominante en el mercado, tienes que tener cuidado, porque es muy fácil caer en conductas anticompetitivas”, expone el jurista.

¿Puede sentar un precedente?

Este es solo un enfrentamiento de los muchos que la Comisión Europea ha protagonizado en los últimos tiempos con alguna compañía tecnológica a la que procura meter en el redil. Sin ir más lejos, desde Bruselas aún siguen investigando las prácticas de Alphabet en relación a las búsquedas desde su sistema operativo móvil, Android, y a la hora de imponer restricciones en Google AdSense.
Pero no solo de tecnología vive la lucha contra el abuso de posición dominante, y desde Facua esperan que esta sanción a Google sirva como ejemplo a los distintos estados miembro. “Está en contraposición con las absolutamente ridículas multas que se imponen en España cuando se producen actos de competencia desleal y se estipulan determinadas sanciones que nosotros siempre consideramos insuficientes, o cuando las autoridades autonómicas ponen multas por fraude a los consumidores en los que muy pocas veces se supera el millón de euros”, reivindica Sánchez.

¿Y ahora?

Aunque Google está considerando recurrir la decisión europea, en el caso de que los cauces judiciales confirmen la sanción, las principales beneficiadas serán las empresas competidoras de Google Shopping que volverán a tener visibilidad en las búsquedas.
Como no podía ser de otra manera, los internautas europeos también se verán beneficiados, ya que disfrutarán de un mayor y más diverso abanico de posibilidades. “Habrá una competencia real entre las empresas y trabajaran cada una para ofrecernos un servicio diferenciado para que nosotros acudamos a ellas”, vaticina Carrasco. Los resultados de las búsquedas deberían volver a ser orgánicos y, por lo tanto, el primer puesto será para el mejor servicio (o el más popular). “Nos podremos fiar un poco más de las búsquedas que hagamos”, plantea Campanillas.

¿Y si se enfadan y cierran el servicio?

No sería la primera vez. Más allá de lo acertado o injusto del famoso 'canon AEDE', al que debía someterse Google por agregar contenidos de los medios de comunicación españoles, lo cierto es que la compañía optó por la solución más drástica y prefirió cerrar su Google News en España antes que afrontar el pago de la tasa. Así, cabe plantearse la posibilidad de que la compañía, descontenta con la decisión europea, retire su comparador de precios en el Viejo Continente.

0 comentarios:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD